viernes, 4 de mayo de 2012

¿Quieres ser pelolais?


(El siguiente articulo fue publicado en el diario español El Mundo a fines de 2009 y, Dios mío, no deja de tener vigencia).

Rubias, altas, delgadas y con el pelo liso, liso, muy liso... Requisitos indispensables para formar parte de la nueva tribu urbana chilena conocida como 'pelolais'. No te emociones, si de verdad quieres ser 'pelolais', necesitas algo más que una melena clara, larga, lisa y suave. ¡Toma nota!

Estas adolescentes, anteriormente conocidas como 'cuicas' (pijas en el vocabulario chileno), reconocen sin pudor que no basta con ser extra-pija para ser reconocida y aceptada en su club exclusivo. Tampoco es suficiente tener mucho dinero o ir a colegios privados, los públicos son demasiado ordinarios para ellas. Las interesadas deben saber que además hay que parecerse a Paris Hilton o a su prima Barbie.

Los vaqueros de marca, las camisetas estrechas y una discreta flor en el cabello pueden darte algunas pistas para identificar a estas jóvenes entre el ejército de adolescentes chilenos que ha quedado dividido en más de 70 tribus urbanas. Tienes que alejarte sobre todo de las 'pokemonas', las máximas enemigas de las rubias. Su estética es una mezcla entre los jóvenes protagonistas de la famosa serie de dibujos japoneses –como su propio nombre indica- y la oscuridad de los 'emo'. Los 'pokemones' usan maquillaje en exceso y se mueven cargados de piercings a ritmo de reggaeton. Pero tú no quieres formar parte de una tribu en la que puede entrar cualquiera, ¿verdad? Entonces, seguimos con las 'pelolais'.

Una 'reina', como se denominan a sí mismas las rubias de melena imposible, te explica claramente cómo va el tema de esta enemistad profunda e insalvable: "Las 'pelolais' sea como sea son regias, bonitas, femeninas y todos los hombres babean por ellas. A diferencia de las 'pokemonas', que cuando uno las ve en la calle de verdad me da vergüenza, es una mezcla entre hombre, con cabras chicas, ¿a que hombre le gusta una mujer así?.... Bueno, cuando están necesitados, o cuando no les queda otra que quedarse con la más feita y desarreglada, ya que para estar con una 'pelolais' es bien difícil. Hay que ser guapo como el Ken (novio de Barbie), tener dinero para invitar y pasarla bien, y un auto genial, jejejeje! Musculoso y buen mozo... como dice el dicho cada oveja con su oveja". (Atención: Sólo me he permitido corregir algunas faltas de ortografía para que puedas entender el texto. Todo lo demás es de la joven 'reina').

Para que entiendas mejor el significado y el compromiso de ser una de las elegidas, incluyo un comentario extraído de 'Mundo Pelolais': "O sea... Nosotras somos delgadas, no obesas, lindas y naturales, y no cualquiera puede ser de las nuestras, hay que tener bastante dinero". Otra colega de tribu sentencia que "una 'pelolais NACE y NO se HACE'. (Las mayúsculas son de la adolescente, no son mías).

Leyendo esto, siento mucho comunicarte que si tuviste la mala suerte de nacer morena –algunas castañas claras pueden llegar a ser aceptadas bajo ciertas condiciones-, con el pelo rizado y no estás dispuesta a someterte a una estricta dieta para sacudir esos kilitos de más... lo tuyo no es ser 'pelolais'. Si de verdad te encanta esta tribu urbana, pero no cumples los requisitos: repito... ¡Lo tuyo no es ser 'pelolais'!

Es decir, podrás vestirte, peinarte y parecerte a una 'pelolais', pero debes entender que las 'clases' inferiores –así lo explica esta tribu- no serán reconocidas como tal dentro de su grupo. Para finalizar, y si después de leer todo esto aún quieres ser una 'pelo liso', no puedo evitar contarte que la aceptación exclusiva de los rubios, altos y guapos a mí me trae malos recuerdos históricos... ¿O será paranoia mía?

No hay comentarios.: